miércoles, 18 de enero de 2017

El éxito en la VIDA comienza por el éxito en las MATEMÁTICAS


Hay un consenso en el que las matemáticas son importantes para todos porque incide en cómo se configura la mente.

No hay ninguna otra herramienta más precisa para interpretar la realidad, para usar y manejar datos, para ordenarlos y entender cuál influye más, cuál es la causa. Una de las principales aportaciones de las matemáticas es la de su carácter axiomático (no puedes decir nada si no has sustentado antes lo que estás diciendo) y el hecho de que puedes recorrer caminos diferentes para llegar a la solución pero conclusión sólo hay una. En matemáticas todo encaja y los resultados no admiten discusión alguna, pero también se desarrolla la teoría de probabilidades para abordar la incertidumbre de modo que potenciamos nuestro razonamiento lógico y así nos hacemos menos vulnerables a las manipulaciones ideológicas, políticas o publicitarias.

¿Por qué es importante desarrollar el pensamiento lógico-matemático?

Los beneficios de este tipo de pensamiento contribuyen a un desarrollo eficaz en muchos aspectos y consecución de las metas y logros personales y, con ello, al éxito personal. La inteligencia lógico matemática contribuye a:

  • Desarrolla el pensamiento y de la inteligencia.
  • Aumenta la capacidad de solucionar problemas en diferentes ámbitos de la vida, formulando hipótesis y estableciendo predicciones.
  • Fomenta la competencia de razonar sobre las metas y la forma de planificarlas para conseguirlas.
  • Proporciona orden y sentido a las acciones y/o decisiones.
  • Nos hace más libres y desarrollando mayor autoestima e inconformismo.

¿ Cómo estimularemos este pensamiento lógico-matemático?
  • Manipulamos y experimentamos con diferentes objetos.
  • Empleamos actividades para identificar, comparar, clasificar, seriar diferentes objetos...
  • Mostramos los efectos sobre las cosas en situaciones cotidianas.
  • Generamos ambientes adecuados para la concentración y observación.
  • Utilizamos diferentes juegos que contribuyen al desarrollo de este pensamiento.
  • Planteamos problemas que les suponga un reto o un esfuerzo mental.
  • Hacemos que reflexionen sobre las cosas.
  • Dejamos que se enfrenten solos a los problemas matemáticos.
  • Imaginamos posibilidades, establecemos hipótesis, etc., haciendo preguntas tipo: ¿qué pasaría si...? 
Como todo en la vida es cuestión de entrenamiento. Atrévete con las "mates"  y seguro que obtendrás grandes beneficios en tu vida personal y académica. 


Delmi Muñoz
Dpto. de Matemáticas