miércoles, 2 de diciembre de 2015

Memoria digital vs memoria personal y social



Los alumnos de 2º de Bachillerato, en la asignatura de Historia de la Filosofía, deben demostrar creatividad, originalidad y reflexión filosófica aplicando las aportaciones de los filósofos estudiados. 



Se propone a continuación un modelo de ejercicio que cumple los criterios solicitados en la prueba de Selectividad.



"El mundo del siglo XXI tiene un ritmo frenético. Quien se detiene a pensar pierde mil cosas en los medios de comunicación, dos mil cosas en las redes sociales, o tres mil cosas que pasan al vuelo ante los sentidos. ¿Qué peligro tiene "tanta pérdida"? La vorágine que pasa ante nosotros nos sentencia a una inmadurez permanente, nos condena a la incapacidad de recordar.

Una sociedad sin memoria no puede ser adulta. La memoria social y personal no puede ser digital.

Platón, hace unos 24 siglos, señalaba la anamnesis o reminiscencia como capacidad que tiene el alma para recordar los conocimientos que ha olvidado. El término, en general, se refiere a traer al presente los recuerdos del pasado. En este contexto el sabio es quien más vívido tiene el recuerdo.

Quienes nos dedicamos a la educación sabemos lo importante que es inculcar la sabiduría en los alumnos. ¿Puede Platón aportar algo al estudiante digital de hoy? La sabiduría —según Platón— es catarsis o liberación de la ignorancia voluntaria e involuntaria y recuperación de recuerdos. 

Por otra parte, los antónimos del término recuerdo, según el diccionario son: olvido, indiferencia, ingratitud, desprecio, egoísmo. Es exactamente aquello de lo que deseamos liberarnos para poder vivir sabiamente y enseñar a vivir sabiamente.

Lo que esperamos de los estudios reglados es que aporten los mejores recuerdos de las aportaciones de la humanidad en amplias áreas. Lo que deseamos padres y profesores, es que ayuden al alumno a recordar aquellas vivencias propias y ajenas que le liberen de la ingratitud, la indiferencia, el desprecio, el egoísmo. Lo que aguardamos del tiempo —y por eso miramos con cariño a cada alumno incluso en los momentos en los que atraviesa una crisis personal— es que aporte recuerdos alegres en muchos casos y dolorosos en otros. Porque los recuerdos recuperados serenamente, sin indiferencia, examinados sin egoísmo, aportan la sabiduría necesaria para hacer de un adolescente, un adulto.

¡No todo está en internet! ¡Cuánta necedad hay en una persona, familia o sociedad a la que faltan recuerdos personales y sociales, aunque abunden las memorias digitales!"

En este ejercicio la relevancia filosófica está presente porque trata de la dimensión ética y epistemológica del recuerdo. La creatividad y originalidad radica en la contraposición de la memoria personal y digital entre otras.


Pedro Busquet Tres
Profesor de Filosofía