lunes, 30 de noviembre de 2015

Creatividad a través del microrrelato

El micro-cuento o microrrelato es una construcción literaria narrativa distinta de la novela o el cuento, cuya principal característica es la brevedad de su contenido, estructura simple, intertextualidad y condensación espacial y temporal. 



Es una de las técnicas de escritura creativa más utilizada para que los alumnos, en este caso de 4º ESO, desarrollen sus capacidades y aumenten sus habilidades lingüísticas y creativas. Las composiciones se han basado únicamente en un retrato escogido por ellos mismos.


“Había una vez un niño, que se crió en Gran Bretaña durante la Revolución Industrial. Su familia se había mudado a la ciudad con la esperanza de conseguir trabajo y subsistir. La vida en la fábrica era laboriosa; entre doce y catorce horas diarias, aun así, apenas llegaban a fin de mes. Al ver todo el esfuerzo y la poca recompensa que recibían sus padres, el niño, al cumplir los ocho años, se marchó a trabajar en las minas.

Allí, era necesaria la mano de obra infantil, ya que podían introducirse por los huecos más pequeños y así empujar los vagones hacia la superficie. El niño, Tom, al llegar, se quedó a vivir en casa de unos primos lejanos. La estancia era horrible y apenas había espacio, pero era gente amigable y lo ayudaron en todo lo que pudieron. Tom trabajó hasta los catorce años en las minas y después volvió a casa de sus padres.

Habían cambiado muchas cosas en los últimos seis años; su padre había sido asesinado por ser de un partido político diferente al gobernante, su hermana menor se había marchado a Francia para casarse con un viejo de riquezas medianas, y su madre había envejecido y ahora se dedicaba a la costura desde casa para la tienda del gremio de una amiga suya.

Todas estas noticias abrumaron a Tom, así que decidió salir a la calle para tomar el aire; vio pasar una manifestación que apoyaba ideas liberales, donde el trabajador tenía derechos, así que se unió a ella. Tom pensó en todo el trabajo que su familia había hecho y pensó, que si él pudiera hacer cualquier cosa para prevenir que algo semejante pasase en el futuro, lo haría. Tom siguió saliendo en manifestaciones, hasta que dos años después, mientras estaban manifestándose frente los palacios reales, un guarda le disparó".

Víctor Jones
Alumno de 4º ESO