miércoles, 20 de abril de 2016

¿CUÁNTO TARDAMOS EN ENCARIÑARNOS?

¿Qué es lo que nos hace coger cariño? Sin duda, el tiempo y la intensidad con la que compartimos momentos y experiencias.

Pues esto es lo que ocurre con nuestros animales del MinizooCada día, a lo largo del tiempo de recreo, muchos de nuestros alumnos eligen invertir ese tiempo en los animalitos: cuidándoles, alimentándoles, limpiando sus hogares y dándoles todo el cariño del que son capaces (que es mucho). 

Eso hace que se cree un vínculo muy especial entre ellos ya que, no solo se les conoce como partes de una especie determinada, sino como individuos de dicha especie con sus características. Os citamos algunos de ellos para que los conozcáis un poquito. 

A nuestro conejito Tambor le encanta estar tranquilo y descansar. 

Peluchito, sin embargo, es mucho más activo ya que le gusta que le abracen, le acaricien y es un estupendo pibot encestando lápices. 
Shadow, nuestra pequeña chinchilla, es muy inquieto y lo pasa en grande dándose baños de arena. Sin embargo su madre Coquita es feliz en su casa dando saltos de un lugar a otro. 

Chocolate, una de nuestras cobayitas, disfruta comiendo y siendo acariciada.  Totu, su amiga, le encanta que le toques la cabecita, mostrándonos agradecimiento con su curioso y divertido idioma. 

Y así, con nuestros pájaros, tortugas, geckos, nuestra querida pogona Alessandro... Todos tienen algo que los hace únicos y especiales, al igual que cada uno de nosotros.


Isabel Marín
Coordinadora del Minizoo