lunes, 9 de mayo de 2016

APRENDER JUGANDO




Los niños juegan de forma natural para entrar en contacto con el mundo que les rodea y tratar de comprenderlo cada día un poco mejor. Gracias al juego se divierten, descubren, se ilusionan, investigan, crean, conocen, se sorprenden, se relacionan… Y estas actividades favorecen su desarrollo integral y armonioso. Por todo ello podemos afirmar que el juego es un recurso educativo fundamental para la infancia, pues es la forma innata que tienen los pequeños para aprender.

En base a esta concepción del aprendizaje, estamos creando situaciones educativas con gran carga lúdica en nuestras clases de Lengua Castellana y Valenciana de 3º EP. Por ejemplo, nuestros alumnos han podido repasar la ortografía dada en Lengua Valenciana a lo largo del curso como si se tratase de trucos de magia, en lugar de “normas”. Es más, pudieron disfrutar de algunos truquitos mágicos realizados por sus profesoras, como introducción a la actividad escrita. También repasaron la ortografía estudiada en Lengua Castellana, convirtiéndose en “Detectives de las Palabras” que seguían pistas para escribir fenomenal. De hecho, consiguieron unas divertidas pegatinas que en su imaginación todos vieron como auténticas “placas” de detectives. Por otro lado, la gramática se practica con unas simpáticas fichas que se evalúan con semáforos, iluminándose en rojo, amarillo o verde en función del grado de acierto de las respuestas…

Como nos indicó Albert Einstein: "El juego es la forma más elevada de la investigación”. Y desde nuestras aulas seguiremos aprovechando la actividad lúdica, tanto por su potencial educativo, como por las sonrisas que consigue despertar entre nuestros alumnos.

Loles Roig
Dpto. de Lengua y Literatura