miércoles, 15 de febrero de 2017

UNA GRAN OPCIÓN


El Colegio Internacional de Levante es parte de mi vida desde hace ya muchos años. Innumerables experiencias he vivido en él y estoy convencida de que este Colegio, mi colegio, es la mejor opción para nuestros hijos.

Como profesional de la educación, sé que lo principal en un colegio es su Proyecto Educativo y el que nace de la Institución Internacional SEK, con 125 años de historia, es sólido, bien fundamentado y en continua adaptación a las necesidades, metodologías y recursos educativos. Con su lema “Ser mejores”, busca siempre la innovación educativa y la adopta de forma estudiada y responsable, para que el niño pueda dar siempre lo máximo de sí mismo, porque no es lo mismo ser el mejor que ser tu mejor versión.

En nuestro Colegio el alumno es el verdadero protagonista del centro. Puedo decir, con toda tranquilidad, que esta frase no está vacía ya que sabemos que nuestra razón de ser son ellos por lo que los profesores estamos en continua formación, las actividades, horarios e instalaciones se organizan para ayudarle a aprender. El uso del inglés no solo como asignatura sino como lengua viva en el Colegio, les prepara para poder desenvolverse con total naturalidad ante cualquier situación. Da gusto oír a los más pequeños usar la frase “May I come in, please?” para entrar a un aula o cómo piden ir al baño en inglés a las “teachers”. 

Las instalaciones deportivas del centro, el MiniZoo, el huerto, el aula Mac, las clases de robótica, el aula de educación sensorial o el Conservatorio, abordan el proceso de enseñanza-aprendizaje desde todas las ópticas posibles para cubrir cada una de las inteligencias y ayudar al niño a crecer en todos los sentidos.

Como es evidente, también cuida de los aspectos más básicos pero primordiales como la alimentación, con la cocina propia o el servicio médico durante toda la jornada. A todos nos gusta comer comida casera y que nos mimen cuando no nos encontramos del todo bien. Porque en el Colegio pasamos gran parte de nuestro día a día y se convierte en nuestra segunda casa. Un lugar agradable, donde poder crecer académica y personalmente. Y, por supuesto, al igual que en casa, no puede faltar la familia. Los padres son parte del equipo de trabajo y nuestra comunicación con ellos es fluida buscando, de manera conjunta, ayudar al alumno en el precioso camino de la educación. 

Para completar el proceso contamos con grandes Programas Internacionales que les ayudan a vivir experiencias únicas, que les enfrentan a la vida real saliendo de su zona de confort de una manera agradable y divertida. He tenido la suerte de ser el contacto de algunos de nuestros alumnos que han vivido un tiempo en nuestros colegios de América, Europa y África. Les he visto crecer, disfrutar, aprender, forjar amistades con gente del otro lado del mundo con las que el idioma no era una barrera sino un lazo más y he podido sentir la tranquilidad de sus padres aquí en España, sabiendo que sus hijos estaban viviendo una experiencia inolvidable.

Formar parte de la familia SEK es un privilegio por lo que sin duda merece la pena vivir esta aventura. 


Marta González
Coordinadora de Educación Infantil