lunes, 6 de noviembre de 2017

Mensaje en una pulsera



La comunicación es un proceso complejo mediante el cual se transmiten informaciones, sentimientos, pensamientos...

Los elementos de la comunicación son los siguientes:

  • El emisor: persona que origina el mensaje.
  • El receptor: persona que recibe el mensaje y lo interpreta.
  • El mensaje: información enviada por el emisor y recibida por el receptor.
  • El canal: medio que se utiliza para transmitir el mensaje de un emisor a un receptor.
  • El código: lenguaje con el que se comunican el emisor y el receptor. Para que se produzca la comunicación es necesario que el emisor y el receptor manejen el mismo código.
  • El contexto: las circunstancias espaciales, socioculturales y temporales que envuelven el acto de comunicación y que además facilitan que todos los elementos de la comunicación se relacionen entre sí.


Dependiendo de los tipos de signos que se emplean, se diferencia la comunicación no verbal y la comunicación verbal. Aunque en muchas ocasiones los signos verbales y los signos no verbales se combinan en un mensaje, dando lugar a formas mixtas de comunicación. Un ejemplo sería un anuncio publicitario, el cine o un cómic.

Las funciones más básicas de la comunicación son cuatro: informativa, formativa, persuasiva y entretenimiento. Pero, no son menos importantes las funciones que la comunicación cumple dentro de un grupo o equipo, como: reguladora,  control, motivación, expresión emocional, cooperación…

Nuestros alumnos de 4º de E.P. se han iniciado en el complejo y rico campo del estudio de la comunicación, descubriendo los distintos elementos que intervienen en situaciones comunicativas dadas.
Pero, en tanto que si hablamos de métodos efectivos de aprendizaje, sin duda alguna uno de ellos es el juego. Porque… ¿A quién no le gusta jugar? El juego, tiene un componente lúdico, divertido, que se puede aprovechar para añadir un contenido didáctico. Y de este modo, muy probablemente el concepto quedará mejor retenido en nuestras mentes.

Así pues, en base a esta concepción, decidimos JUGAR y nuestros alumnos elaboraron unas modernas pulseras. En ellas, utilizando el código Morse, “escribieron” mensajes.

Seguro que no olvidarán que, además de los distintos idiomas (Castellano, Inglés, Francés, Alemán…), también podemos comunicarnos utilizando puntitos y rayitas de una forma especial, empleando el código Morse.

Loles Roig Ferriol

Profesora Dep. Lengua.