lunes, 3 de octubre de 2016

“Y... ¿POR QUÉ NO?”

Los alumnos de 2 años se disfrazaron en clase con el fin de desarrollar la capacidad de la empatía, dejando de ser “yo” para convertirse en hadas, bomberos, princesas… a la vez que trabajaban la creatividad, la autonomía personal, los colores, etc.

Pero llegó la hora de ir al patio y su tutora Lorena decidió que, salir tan bien ataviados, podría ayudarles a seguir soñando, creando aventuras, disfrutando del momento mientras, casi sin darse cuenta, estaban desarrollando destrezas y habilidades motoras, sociales, lingüísticas o de autonomía, entre otras.

Al cruzarse con alumnos más mayores muchos les preguntaron: “¿Por qué vais disfrazados?” y la respuesta fue: “Y… ¿por qué no?”. 

Cualquier oportunidad que ayude a los niños a crecer de forma integral es la clave de la pedagogía basada en las Inteligencias Múltiples. No todos aprenden del mismo modo y no todos los días recibimos la información de nuestro alrededor de la misma manera, por lo que crear variedad de oportunidades y hacerlo de forma divertida es una fantástica forma de enseñar y aprender.

Os invitamos a que lo practiquéis en casa.

“La creatividad es la inteligencia divirtiéndose”. (Albert Einstein)

Marta González
Coordinadora de Ed. Infantil